Exposición "Desfiguros II" de Roberto Turnbull

Galería le Laboratoire

13-10-2010

"Desfiguros II" Roberto Turnbull
del 13 de octubre al 4 de diciembre de 2010
Galería le Laboratoire

 

Todas las formas de expresión correctas tienen la capacidad de consolidar la belleza. Una forma de expresión no es una mera exageración sino la intensificación de lo verdadero. Si se queda corta en la intensificación, entonces la forma de expresión carece de convicción y de veracidad. Cada era significativa para el arte ha producido arte con elementos de lo grotesco. Una era débil y autocomplaciente carece de dicho poder. A la inversa, cualquier distorsión que fuera verdadera es inseparable de la forma de expresión. Visto desde esta perspectiva, la forma de expresión es lo primero que nos acerca a la belleza de las cosas;  es la transmisora de la belleza.

Por medio de la forma de expresión aprendemos a mirar a la naturaleza. Sin forma de expresión, la visión que tiene el  hombre de la naturaleza sería mucho más vaga y equívoca de lo que ya es. La forma de expresión contiene a la naturaleza de la naturaleza. En lugar de afirmar que la forma de expresión depende de la naturaleza, sería más acertado decir que la naturaleza depende de la forma de expresión. La forma de expresión es la naturaleza vista bajo la mejor perspectiva posible. La forma de expresión es una mirada a la naturaleza que abarca la totalidad de la naturaleza. Por medio de la forma de expresión podemos apreciar la naturaleza en todo su esplendor. En este sentido, una era que carezca de formas de expresión correctas, es una era que no mira a la naturaleza con esmero. Por lo tanto, en ningún lado entramos en contacto con la naturaleza de manera más vívida que por medio de la forma de expresión. La naturaleza traducida a una forma de expresión es mucho más bella que la naturaleza tal y como se da a sí misma.

¿Porqué debe de ser tan bella una forma de expresión? Porque nos proporciona un parámetro para la  imaginación. La forma de expresión no explica; deja que el espectador entienda las cosas por cuenta propia; su belleza está determinada por la libertad que la forma de expresión le confiere a la imaginación del espectador.

Fragmento de "The Unknown Craftsman: a Japanese Insight into Beauty",  por Soetsu Yanagi.

lelaboratoire | calle vicente suárez 69, int. 2 | colonia condesa | del. cuauhtémoc | 06140 méxico df
tel. (55) 5256 4360
www.lelaboratoire.com.mx

Artistas relacionados

Roberto Turnbull