Polémica por el proyecto Akaso

Humberto Musacchio
04-07-2011

Sergio Autrey es un hombre que arriesga. En 2009 llamó a un grupo de pintores y les propuso que hicieran obras de gran formato que, dice Alberto Castro Leñero, “tuvieran una contundencia insoslayable en el panorama del arte contemporáneo de México”, lo que supongo se refiere a que buenas, excelentes o regulares, las obras tuvieran un nivel profesional, pues sus autores son todos ejecutantes reconocidos en el ámbito de la plástica y pertenecientes a una camada posterior a la generación de ruptura. Debidamente patrocinados por el mecenas, los artistas pusieron manos a la obra y el resultado es Akaso, juego palindrómico con la palabra Osaka, otro conjunto de murales transportables hechos para el pabellón de México en la exposición mundial de Osaka, Japón, donde por cierto nunca se exhibieron, y ahora están en el museo Felguérez de Zacatecas. El tema fue “¿Qué estamos haciendo hoy en México?” y cada artista convocado respondió la pregunta a su manera, con su muy particular visión del mundo y del país. Además de Alberto, José, Miguel y Francisco Castro Leñero, entre los participantes se contaron Gabriel Macotela, Boris Viskin, Eloy Tarcisio, Arturo Rivera, Gustavo Monroy, Luis Argudín, Mauricio Sandoval, Magali Lara y Luciano Spanó.

La apuesta de Autrey y la crítica


Las obras del proyecto Akaso están expuestas en el Museo del Chopo, pues se les negó el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, que pudo cubrirse de gloria al presentar una colección que ha despertado polémica. Las críticas Teresa del Conde, desde La Jornada, y Blanca González Rosas, en Proceso, se expresaron de la colección en términos bastante duros a los que antier, en Laberinto, el suplemento de Milenio, respondió Magali Tercero con similar energía. No es cosa de reproducir aquí lo que dijeron unas y otra, lo relevante es que hacía mucho tiempo que un acontecimiento pictórico no suscitaba debate. Lo mejor que le puede pasar a una exposición es que se le juzgue desde diferentes ángulos, adversa o positivamente, con pasión incluso. Ése es el mejor indicador de su importancia. El arte vuelve a ser noticia, y esa es una buena noticia para la cultura mexicana. La apuesta de Sergio Autrey ha resultado ganadora y ya la muestra despertó el interés de museos de otros países. Es una nada pequeña hazaña del hombre que arriesgó su dinero, pero también de los artistas que creyeron en él y en ellos mismos, como Germán Venegas, Roberto Parodi, Yolanda Mora, Ilse Gradwohl, Roberto Turnbull, Irma Palacios, Alfonso Mena, Manuela Generali, Miguel Ángel Alamilla, Óscar Ratto, Helio Montiel, Antonio Luquín y Manuel Marín.

http://www.educacioncontracorriente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=27140:polemica-por-el-proyecto-akaso-humberto-musacchio&catid=14:maestros